En un informe reciente, el INRA ha presentado una breve y práctica síntesis de sus últimos trabajos de investigación sobre el vino.

Formación del gusto del vino, origen de los aromas, desalcoholización, Flash détente, microfiltración tangencial son algunos de los aspectos estudiados por los investigadores del INRA que permiten optimizar el proceso de elaboración del vino y mejorar su calidad. Otro objetivo ha sido entender la relación con el territorio y proponer escenarios de adaptación al cambio climático. Una prioridad de la investigación también ha sido garantizar la tendencia hacia una viticultura con un uso mínimo de “input” y una enología con una utilización muy limitada de aditivos.