El agua electrolizada (EAW) es usada como desinfectante, ya que gracias a su elevado potencial redox provoca daños en las membranas de los microorganismos. Según algunos trabajos el EAW podría tener una posible aplicación en el sector agrícola como fungicida. El objetivo de esta investigación fue evaluar el uso potencial del EAW contra los dos principales patógenos de la vid: mildiú y oidio. Trabajo presentado durante el 5th International Workshop on Grapevine Downy and Powdery Mildew, San Michele all’Adige, Italia, 18-23 Junio 2006