La tendencia actual es hacia el uso de coadyuvantes enológicos endógenos, es decir, compuestos que ya se encuentran presentes en los vinos. Dentro de este contexto los autores están llevando a cabo unas experimentaciones con el fin de extraer determinadas proteínas de las levaduras para el encolado de los vinos. El artículo compara los resultados obtenidos utilizando un extracto de proteínas de levadura para el encolado de distintos tipos de vino con los de un encolado con colas proteicas tradicionales.