Se describe el diseño y modo de acción de un dispositivo de detección no invasivo ni destructivo que determina la presencia de 2,4,6-tricloroanisol (TCA), o defecto de corcho, en los corchos colocados en el cuello de la botella. El sistema utiliza fibras para la microextracción en fase sólida disponibles en el comercio para la preconcentración a presión reducida y la cromatografía de gases –espectrometría de masas para la determinación del TCA en los corchos dentro del cuello de la botella. Se describen las pruebas de calibración del instrumento y los datos correspondientes a corchos, sueltos o dentro de la botella, contaminados intencionalmente. Este estudio muestra que este método cualitativo permite identificar corchos contaminados por TCA, dentro de botellas cerradas sin abrir sin dañar la botella, sello o etiqueta Se recomienda la lectura del texto completo. Título original Noninvasive identification of tainted corks in full intact wine bottles: a low-pressure room temperature study.