Se trata de un estudio sobre la influencia de dos portainjertos (110R, vigor elevado; 420A, bajo vigor) y de tres diferentes prácticas de gestión del suelo del viñedo (laboreo de la vegetación espontánea – práctica muy difundida en California, y siembra de cebada que fue labrada o segada) sobre los compuestos de la uva que contienen nitrógeno (en particular amonio y aminoácidos libres expresados como NFA), sobre los azúcares y sobre los ácidos orgánicos del ‘Cabernet Sauvignon’ clon 8. Se observó una diferencia significativa entre los portainjertos con respecto a algunos aminoácidos. En ambos métodos de preparación de las muestras (estrujado o extracción química), las uvas del portainjerto 110R presentaron contenidos más elevados de SER, GLN, THR, ARG, VAL, ILE, LEU, NFA con respecto a las uvas del 420. Se observaron diferencias en los perfiles de los aminoácidos y de las concentraciones entre los dos métodos de preparación de las muestras, lo que indica que se debe tener cuidado al comparar valores obtenidos con métodos diferentes. No se detectaron diferencias significativas entre los diferentes métodos de gestión del suelo, lo que podría indicar que la siega es una práctica sostenible, alternativa al cultivo, que no influye de forma negativa sobre los compuestos nitrogenados, los azúcares o los ácidos orgánicos. Se recomienda la lectura del texto completo. Título original: Rootstock and vineyard floor management influence on Cabernet Sauvignon grape yeast assimilable nitrogen (YAN)