Se describe un sistema multiparámétrico capaz de clasificar los vinos blancos y tintos en función de la variedad de uva y de analizar una serie de parámetros específicos. El sistema conocido como lengua electrónica híbrida, está constituido por una serie de microsensores electroquímicos y un sistema optofluidico colorimétrico. La serie de microsensores electroquímicos está compuesta por seis sensores ISFET, un sensor de conductividad, un sensor de potencial redox y dos electrodos amperométricos, un microelectrodo Au y un microelectrodo para determinar la demanda electroquímica de oxígeno. El sistema optofluídico está fabricado con tecnología de polímeros y comprende una estructura hueca, espejos de aire, microlentes y estructuras de autoalineación. Los datos obtenidos con estos sensores son tratados con avanzadas herramientas para el análisis de multivariables; Análisis de Componentes Principales (PCA), para el reconocimiento de patrones y la calcificación de las muestras de vino, y la Regresión de Mínimos Cuadrados Parciales (PLS), para la cuantificación de numerosos parámetros químicos y ópticos de interés para la calidad del vino. Los resultados han demostrado la utilidad de este sistema para distinguir las muestras en función de la variedad de uva y de la añada y para cuantificar numerosos parámetros de interés para el control de la calidad del vino. Se recomienda la lectura del texto completo. Título original: “Hybrid electronic tongue based on optical and electrochemical microsensors for quality control of wine.”