Uno de los índices que influye más en las previsiones cualitativas de un viñedo es la relación superficie foliar iluminada y cantidad de uva producida. Una viticultura de calidad debe tender a realizar vegetaciones abiertas y poco densas particularmente en climas templados y húmedos. La aplicación de las score cards (método que permite evaluar una canopia de vid con el fin de intentar prever su potencial) a los viñedos italianos indica un exceso de vigor. Como alternativa a los medios agronómicos para la disminución de la cantidad de sombra (supresión de la fertilización con nitrógeno, mantenimiento del suelo, tipo de portainjerto, distancia entre vides) se han buscado sistemas de conducción capaces de aumentar la SFE (superficie foliar expuesta teorica calculada en base a la geometría de la plantación). El artículo describe algunos sistemas de “tradición italiana” así como algunos modernos sistemas de conducción con vegetación dividida (Lyra,GDC). La segunda parte del artículo analizará los sistemas con división vertical de la vegetación.