Un proyecto australiano concluido recientemente ha demostrado que el riego de la vid basado en datos es mucho más eficaz que el riego tradicional.

La gestión eficaz del agua en los viñedos es un factor cada vez más importante a causa de los actuales precios del agua y la energía, así como de las ineficiencias de las infraestructuras de riego en muchos viñedos.

Incrementar la eficacia del uso del agua de riego para maximizar el rendimiento y/o la calidad es una estrategia que permite hacer frente a algunos de estos problemas, y que se puede lograr mediante un control preciso de los niveles de humedad del suelo y de la vid, y aplicando el riego en función de los umbrales específicos de los cultivos según métodos basadas en la etapa fenológica.

En este trabajo se evaluaron los beneficios asociados a la implementación de programas de riego en vides Cabernet Sauvignon y Shiraz en Coonawarra (Australia) aplicando métodos no basados en datos (CONV) y métodos basados en datos que incluían: evapotranspiración del cultivo (ETc), umbrales de humedad del suelo (SWS) y dos umbrales del estado hídrico de la planta (PWS/PWS1, PWS2). Las estrategias SWS y PWS se aplicaron mediante el seguimiento remoto de los respectivos parámetros utilizando sensores de humedad continuos.

Los resultados obtenidos indicaron que el uso de enfoques basados en datos fue generalmente superior que los métodos no basados en datos, y que se podría mejorar la eficacia del uso del agua (WUE = rendimiento/riego) en particular cuando se usan mediciones relacionadas con la vid, es decir, ETc y PWS. A pesar de las variaciones interanuales de los resultados, que se atribuyeron a las condiciones climáticas estacionales, se observaron aumentos de tres a seis veces del WUE en los métodos basados en datos en comparación con el método convencional (no basado en datos) en Cabernet Sauvignon, y de dos veces en Shiraz.

Comparando varios programas de riego, PWS1, basado en sensores térmicos proximales, tuvo la WUE más alta en Shiraz durante la temporada final, mientras que ET tuvo la WUE más alta en Cabernet Sauvignon en la misma temporada. El grupo PWS superó siempre al grupo convencional en todas las temporadas. A pesar de las reducciones en el riego en los tratamientos basados en datos, no se observaron impactos significativos en el rendimiento ni en la composición de las uvas.

Se utilizó la teledetección de alta resolución para generar información espacial y temporal de los tres bloques de viñedos; estos datos se utilizaron para desarrollar modelos predictivos del estado hídrico del suelo y de la vid, intercambio de gases y coeficientes de cultivo. El análisis financiero (costo-beneficio) mostró que la productividad económica del agua para Cabernet Sauvignon fue cuatro veces mayor en los tratamientos ET y PWS y CONV fue mayor en Shiraz debido a los altos rendimientos obtenidos en la temporada final.

Por último, una encuesta sobre prácticas de riego realizada en 2021 en la región de Limestone Coast reveló que más del 70 % de los productores usaron la experiencia o programas históricos para regar y solo el 6 % de los productores usaron sensores en plantas para tomar sus decisiones de riego.

Las mayores barreras para la adopción de nuevas tecnologías para la toma de decisiones sobre riego fueron la dificultad de comprender su valor y el alto coste. Este estudio ha demostrado el potencial de varios sensores y herramientas de riego directo, proximal y remoto para determinar los programas de riego con el fin de aumentar la eficacia del uso del agua en la vid a través del riego de precisión.

En este enlace es posible consultar el informe final del proyecto