italianoenglishfrançaisdeutschespañolportuguês
Idioma
Buscar en este sitio
  • » Noticias
  • » No todos los haloanisoles presentes en el vino proceden del corcho
  • Enoforum España 2024: ¡venta anticipada de entradas!
    Zaragoza, del 15 al 16 de mayo de 2024
    Enoforum, uno de los eventos europeos más importantes del sector vuelve a Zaragoza, España del 15 al 16 de mayo de 2024. Ya es posible comprar las entradas para asistir a Enoforum España (15-16 de ...
    Publicado el: 01/04/2024

No todos los haloanisoles presentes en el vino proceden del corcho

Los haloanisoles en el vino tienen efectos devastadores sobre el aroma y la calidad del vino. El 2,4,6-tricloroanisol (TCA) fue el primer haloanisol identificado en 1982 como la causa del olor a humedad en el vino. Incluso antes de su descubrimiento, los productores de vino ya sospechaban que los corchos tenían algo que ver con este olor, por ello a la aparición del defecto identificado como olor a humedad se empezó a llamar "olor a corcho". Esta investigación pionera también concluyó que en algunos vinos la concentración de TCA no estaba directamente relacionada con el nivel de olor a humedad que tenía el vino.

Actualmente sabemos que hay múltiples haloanisoles que pueden ser la causa de los olores a humedad en el vino, incluidos el 2,4,6-tribromoanisol (TBA), el 2,3,4,6-tetracloroanisol (TeCA) y el pentacloroanisol (PCA) [ 2]. Aún sabiéndolo, la mayor parte de la literatura se centra únicamente en el TCA como la principal causa del olor a corcho, a pesar de la multitud de vectores que poseen los otros haloanisoles para contaminar el vino.
Por ejemplo, el precursor de fenol de TBA es omnipresente en el material de construcción como retardante de fuego, lo que lo convierte en un vector mucho mayor. Todos los haloanisoles tienen la capacidad de aerosolizarse y reacomodarse en las superficies de la bodega, lo que hace que este sea un problema muy difícil de eliminar.

Este reciente artículo publicado en la revista Molecules ofrece una revisión de la literatura, analizando los múltiples haloanisoles que se encuentran en el vino, sus impactos sensoriales y los métodos de tratamiento del defecto en el vino actualmente a disposición (clarificación con polímeros de impresión molecular, polietileno de ultra alto peso molecular, filtros Fibrafix TX-R, polianilina, tamices moleculares de zeolita-Y, envolturas de plástico y cortezas de levadura). Por último, se describen las actuales metodologías de análisis .

Artículo de referencia:

Abigail Keng and Andreea Botezatu;Uncorking Haloanisoles in Wine, Molecules 2023, 28(6), 2532; https://doi.org/10.3390/molecules28062532

Publicado el 13/03/2023
Imágenes
Páginas Relacionadas
© Todos los derechos reservados
NIF-IVA: IT01286830334
ISSN 1826-1590
powered by Infonet Srl Piacenza
- A +
ExecTime : 1,6875