Se relacionan el resultado de las entrevistas llevadas en campo por los agentes facilitadores con el objetivo principal de destacar la diversidad de prácticas utilizadas en el campo para defenderse de las enfermedades de la madera de la vid (EMV). Las prácticas que se muestran no son exhaustivas ni representativas de toda la población vitivinícola. Son el resultado de las observaciones realizadas en campo de una muestra de de 20 a 30 viticultores según la región.