Un lector de microplacas con 96 pocillos resultó ser un instrumento muy eficaz y de bajo coste para la evaluación global de los polifenoles de los vinos tintos. Este instrumento aumenta tres veces la potencia del análisis y reduce el tiempo necesario para completar el test. Como método de referencia se utilizó un espectrofotómetro tradicional UV-visible, y a través de éste fueron validados los análisis de los taninos, de los fenoles reactivos con el hierro, de los antocianos, de los pigmentos con elevado grado de polimerización. Los análisis de los fenoles reactivos con el hierro y de los antocianos fueron completamente adaptados al volumen exigido por el nuevo instrumento. En el caso de los taninos y de los pigmentos poliméricos la medida requirió dos etapas iniciales de microcentrifugación antes de ser introducido en la microplaca. En las pruebas se utilizaron 40 vinos representativos de 4 topologías diferentes: las diferencias entre los dos sistemas de medida resultaros ser de un 1-6% para los taninos, de un 1-5% para los fenoles reactivos con el hierro, 1-4% para los antocianos, 0,5-6,7% para los pigmentos poliméricos (Se aconseja la lectura completa del texto. Título original: “Evaluation of a Comprehensive Red Wine Phenolics Assay Using a Microplate Reader” )