La bodega « Celler Batlle » de Gramona, situada en Sant Sadurni d’Anoia, en la DO Penedés, cerca de Barcelona, es un edificio de nueva construcción (2001) que fue diseñado aplicando la lógica de la arquitectura bioclimática: un 90% enterrado, utilizando la máxima ventilación y luz natural. Una vez que el edificio estuvo operativo, se desarrollaron en una segunda fase los trabajos del exterior (2006), desarrollando al máximo el potencial ecológico y enoturístico de la zona: integración del edificio en jardines con plantas autóctonas e instaladas en un techado vegetal, puesta a punto de un circuito pedagógico, desarrollo de la biodiversidad en los jardines, en las laderas y en los viñedos (programa BIODIVINE). 

La tercera fase (2010-2012) se centró en el desarrollo de la autonomía energética de la bodega. Se decidió apostar por una instalación basada en la geotermia.

El proyecto consistió  en cambiar el sistema de producción de frío industrial convencional, utilizado durante los procesos de vinificación de las uvas, por un sistema basado en bombas de calor geotermico para mejorar la eficacia. La energía residual, gratuita, se utilizó para la calefacción de las oficinas y laboratorio. La primera etapa consistió en una auditoría energética que permitió diagnosticar las necesidades: cantidad, periodos, localización…

Trabajo presentado al Premio SIVE Internacional –Investigación para el Desarrollo. La ponencia mostrada en este video se presentó en la 8ª edición  de Enoforum (7-9 maggio 2013, Arezzo, Italia)

Nota

El video-seminario ha sido concebido como un verdadero curso profesional de puesta al día con una duración de al menos 15 minutos.
Por lo tanto, antes de poner en marcha el video, le aconsejamos que se organice para poder visualizarlo tranquilamente (ej. asegurarse de no tener otros compromisos durante toda la duración del video, apagar el móvil, disponer del material necesario para tomar apuntes).